#JUEGORESPONSABLE

El "Juego Responsable" es una iniciativa destinada a sensibilizar a nivel global sobre los perjuicios asociados a las adicciones a los juegos de azar y en línea. El 17 de febrero se conmemora el Día Mundial del Juego Responsable, esta jornada, instaurada por primera vez en 2008, ofrece una oportunidad para destacar las graves implicaciones que acarrea la adicción a este tipo de entretenimiento. Se busca alertar sobre las consecuencias adversas que pueden surgir a raíz de la ludopatía, término utilizado para referirse a la condición de quienes padecen este trastorno.

La ludopatía, también conocida como Juego Patológico, constituye una adicción de naturaleza destructiva y obsesiva compulsiva que influye negativamente en múltiples áreas de la vida humana, incluyendo lo personal, lo familiar, lo laboral y lo social. Quienes sufren esta condición experimentan una notable disminución en su capacidad de autocontrol, encontrándose incapacitados para postergar el impulso o deseo de participar en juegos de azar.

Aunque la gran mayoría de la población chilena participa en actividades de juego de manera responsable, los resultados del último estudio llevado a cabo por la Corporación de Ludopatía en 2022 revelan un preocupante aumento en los casos de ludopatía, alcanzando un índice del 8,3%. Además, se observó un incremento en la proporción de individuos en situación de riesgo, con un porcentaje del 18%. Estos hallazgos coinciden temporalmente con la proliferación de casas de apuestas en línea ilegales, lo que sugiere una posible correlación entre la disponibilidad de estas plataformas y el incremento de los problemas asociados con el juego compulsivo.

Test de Autoevaluación
Superintendencia de Casinos de Juego

¿Quieres saber si tienes problemas con el juego?

Juego responsable

El "Juego Responsable" es el conjunto de principios y prácticas que se comprometen a adoptar los operadores, loterías, gobiernos y otros gestores de juegos, con el objetivo de prevenir y mitigar los efectos nocivos que pueden provocar la participación desordenada de los Juegos de Azar. Esto incluye la puesta en marcha de diversas medidas dirigidas especialmente a grupos vulnerables, en general se promueve una saludable diversión y un sano entretenimiento.

El "Juego Problemático", o "Juego Compulsivo", se caracteriza por un desorden del control de impulsos, en el que las personas fallan recurrentemente en sus intentos por resistir el deseo de apostar, hasta ver afectado diversos ámbitos de su vida.

Estar informado nos permite saber, disfrutar o tomar medidas.

Autoexclusión Voluntaria

¿Qué es la Autoexclusión Voluntaria?

La "Autoexclusión Voluntaria" es una herramienta destinada a proteger a las personas que voluntariamente renuncian a su derecho a ingresar a las salas de juego de los casinos, autorizando a que se impida su ingreso a las mismas, contemplada en el inciso final del artículo 9° del D.S: 287, de 2005, del Ministerio de Hacienda, que establece Reglamento de Funcionamiento y Fiscalización de Casinos de Juego. Es una acción voluntaria que puede tomar cualquier persona que considere necesario controlar su comportamiento de juego.

Para efectuar la autoexclusión usted tiene estas opciones:
De forma presencial en un Casino de Juego o en la Superintendencia de Casinos de juego.
A través de este Sitio Web, descargando el Formulario Único de Autoexclusión Voluntaria, completándolo y firmándolo ante Notario, para luego subirlo escaneado al sitio de la Superintendencia.
Con clave única (Bajo esta modalidad no se requiere que el formulario esté firmado ante notario).
Por carta certificada enviada a la Superintendencia remitiendo el Formulario Único de Autoexclusión Voluntaria, firmado ante Notario. La Superintendencia se encuentra ubicada en Calle Morandé 360, piso 11, Santiago.

Para efectuar la autoexclusión usted tiene estas opciones:

1. De forma presencial en un Casino de Juego o en la Superintendencia de Casinos de juego.

2. A través de este Sitio Web, descargando el Formulario Único de Autoexclusión Voluntaria, completándolo y firmándolo ante Notario, para luego subirlo escaneado al sitio de la Superintendencia.

3. Con clave única (Bajo esta modalidad no se requiere que el formulario esté firmado ante notario).

4. Por carta certificada enviada a la Superintendencia remitiendo el Formulario Único de Autoexclusión Voluntaria, firmado ante Notario. La Superintendencia se encuentra ubicada en Calle Morandé 360, piso 11, Santiago.